Inicio | Curriculum | Equipo Medico | Tesis de Doctorado | Contactar |
 

 




 
Espaņol

PDF Imprimir

 

title_introduccion

Las fístulas enterocutáneas complican entre el 0,8 y el 2% de las cirugías abdominales 1-9-14-15. Cuando estas aparecen originan un grave compromiso para el paciente, generan una gran preocupación para el cirujano y un enorme costo económico para las instituciones.

 

Edmunds informó en 1960, sobre 157 pacientes, una tasa global de mortalidad del  43% 13. Desde entonces, las mejoras en la asistencia periquirúrgica, el perfeccionamiento de los métodos  de diagnóstico y especialmente el enfoque conservador de su tratamiento han disminuido a menos de la mitad las cifras de mortalidad12-19-25. Sin embargo existen aún  factores que pueden aumentar dramáticamente estas cifras. Se destacan entre otros, la sepsis, la desnutrición, y el desequilibrio hidroelectrolítico, hechos que se relacionan estrechamente  con el alto débito  de la fístula.

En 1992 Artusi, relató en la Academia Argentina de Cirugía, un trabajo de Fernandez y col. con resultados sorprendentes, un novedoso sistema para reducir la pérdida de líquido entérico en  enfermos fistulizados 15. A pesar del exitoso impacto inicial y del tiempo transcurrido las comunicaciones con experiencias similares fueron escasas.

            Los Dres. Wainstein, Gild, Rainone P, Marino, Delgado Marín y Rainone J, envían un trabajo que recopila su experiencia en el manejo conservador de las fístulas enterocutáneas postoperatorias de alto débito con la utilización de un sistema de compactación por vacío basado en aquel que fuera descripto por el mencionado autor.

 

page_footer

 

 
 
Create & Mantenance Nam Computers